Fundadores

Dra. Tere Alducin Corey

Ha trabajado en el Ministerio Cristiano por más de 24 años. Con un Doctorado en Psicología, Terapeuta Familiar y Consejera Cristiana, ha sido directora de la Clínica de Liberación, del Diplomado en Teología y Directora del Instituto de Consejería de  Vida Nueva Para el Mundo en la Ciudad de México. Es miembro certificado de la American Association of Christian Counselors (AACC) y ha recibido el titulo de Pastor por la La Evangelical Church Alliance . La Dra. Alducin es autora de varios libros sobre Consejería Cristiana.

Cove Corey

Cove Corey, es Presidente y Fundador de Corey & Associates. Es Consejero Certificado de la Escuela Ministerial de la Iglesia Cornerstone Felowship.

Su experiencia en relaciones humanas y su incansable estudio de la Palabra de Dios, han forjado en él un gran don de enseñanza. La gente disfruta mucho su estilo fácil, divertido y agradable de transmitir las enseñanzas de parte de Dios.

Actualmente, radican en el Norte de California e imparten seminarios para varias iglesias cristianas latinas. La alegría de ambos son sus 4 hijos y sus 6 nietos.

Dr. Armando Alducin

El Dr. Armando Alducin es  Doctor en Teología, Fundador y Presidente de Vida Nueva Para el Mundo, (www.vidanuevaparaelmundo.org.mx) Fundador de  quince iglesias en México, Costa Rica, Colombia, Estados Unidos,  Italia e Israel.  Tiene más de treinta años predicando el evangelio. Sus conferencias  están siendo programadas actualmente a través de Enlace (Trinity Broadcasting Network TBN) en sesenta países a través de Centro y Sudamérica, Europa y Asia con una audiencia semanal estimada en cincuenta y ocho millones de personas. Actualmente vive en Texas, junto a su esposa Marta y sus hijos.

 


Código de ética

Los consejeros de la AHCC se comprometen a cumplir la ética cristiana manteniendo en alto en todo momento los principios de igualdad, diversidad, justicia, amor y gracia.

Los miembros afirman y promueven el valor y dignidad de cada ser humano a los cuales ellos sirven. “Ser ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza” (1ª.Timoteo 4:12).

Los consejeros de la AHCC sostienen y reconocen las Sagradas Escrituras como el Código de Ética por excelencia y en tal virtud se comprometen ante Dios y sus semejantes, a practicar sus enseñanzas.